Enfermedad del Dragón amarillo en cítricos, un asunto en Venezuela.

 

El Dragón amarillo o Huanglongbing (HLB) es una enfermedad peligrosa que se disemina rápidamente. Causada por la bacteria candidatus liberibacter y transmitida por la chicharrita Diaphorina citri, HLB es una de las enfermedades altamente destructivas en las plantaciones de cítricos.

 

En América, La enfermedad ha sido reportada en Brasil, Panamá, Honduras, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Colombia, República Dominicana, Belice, Cuba, Estados Unidos (Florida), Argentina y México. Según reportes de colegas e investigadores de universidades y otros entes públicos, la enfermedad se encuentra en nuestro país desde hace algunos años, sin embargo no fue sino hasta hace poco que se confirmó y reconoció la existencia de la misma, gracias a estudios con PCR realizados en el IVIC. Los focos se ubican en Yaracuy, Carabobo y Aragua.  Según  la recientemente publicada Gaceta Oficial N° 41.248 de fecha 2 de octubre de 2017, se debe trabajar formalmente con medidas cuarentenarias para evitar su introducción o diseminación a otras áreas del territorio Nacional.

 

Providencia Administrativa respecto a la enfermedad Dragón amarillo o Huanglongbing (HLB). Gaceta Oficial N° 41.248 de fecha 2 de octubre de 2017.

La Gaceta incluye las medidas epidemiológicas de obligatorio complimiento tanto en campo como en vivero. Puedes descargarla pulsando aquí

 

 

Acerca de la enfermedad

El agente causal de esta enfermedad Candidatus liberibacter asiaticus y Candidatus liberibacter americanus, son bacterias gran negativas que causan taponamiento del floema.

Cuando la enfermedad está presente, las hojas y frutos muestran decoloraciones irregulares, así como también deformaciones. Además de lo anterior, los frutos se reducen en tamaño y producen poco jugo, cayendo posteriormente de las plantas. El contenido de azúcar también disminuye, y hay aumentos en la acidez. Los árboles jóvenes nunca llegan a dar frutos, y en árboles productivos merman después de algunos años.

Después de estar infectados, todos los árboles se convierten en inóculo de la bacteria, que finalmente termina causándoles la muerte.

La desventaja de esta enfermedad es que no muestra síntomas sino después de estar avanzada, con algunos años de infección.

 

El vector

Se han reportado dos vectores: Diaphorina citri (en climas calientes) y Psílido Trioza erytreae (en climas fríos).

En zonas tropicales como la nuestra, la bacteria se transmite a través del hemíptero Diaphorina citri, llamado comúnmente “chicharrita de los cítricos”, también le llaman Psílido asiático de los cítricos. Se trata de un insecto gris, pequeño (2-3 mm de longitud), con manchas oscuras en las alas, que se alimenta de las plantas y busca brotes tiernos para poner sus huevos. El insecto prefiere árboles jóvenes, pero también atacan árboles de edad avanzada.

 

¿Qué hacer?

En la Gaceta Oficial N° 41.248 de fecha 2 de octubre de 2017 se establecen algunas medidas, sin embargo se trata de una enfermedad a la que no se le ha encontrado tratamiento efectivo, por lo que la prevención es sumamente importante. Los esfuerzos hasta ahora están centrados en el control del insecto vector.

En cualquier país en el que te encuentres, si tus plantas están sufriendo esta enfermedad te recomiendo lo siguiente:

  • Si estas en Venezuela, lee la Gaceta oficial, ya que hay temas ahí que son de tu interés.
  • Elimina las plantas que ya han sido infectadas, ya que se convierten en reservorio de nuevo inóculo.
  • Nunca adquirieras ni trasplantes material de origen dudoso. Antes de comprar, es preferible cerciorarse de la sanidad del material haciendo uso de laboratorios especializados.
  • Selecciona material de propagación que esté sano.
  • No vendas o difundas material de propagación contaminado.
  • Haz monitoreo del insecto vector. Algunos expertos indican que encontrar 3 ninfas y 5 adultos por rama, ya es alarma de alta población.
  • Evita la presencia del insecto del vector, y si ya se encuentra en tu unidad de producción entonces contrólalo. Los Insecticidas a base de Imidacloprid para los adultos e inhibidores de quitina para estados de ninfa resultan una buena opción.
  • La especie ornamental Murraya paniculata (azahar de la india) es reservorio del insecto vector. Realiza aplicaciones de insecticida en esas plantas (si es que las tienes) para evitar que se reproduzcan y aumente la población.
  • Favorece una buena nutrición en las plantas, recuerda que árboles fuertes resisten más y mejor.
  • No se debe hacer transplante de nuevas plantas de cítricos en terrenos que ya han sido afectados por la enfermedad. Recuerda que mejor es prevenir y cortar el ciclo de esa plaga.
  • Informa a tu vecino las medidas preventivas que se deben tomar, para que juntos combatan la plaga.

 

También te invitamos a revisar los siguientes artículos de Crop Life latinoamericaFedeagro y Agrovida

Deja un comentario